Carnaval trasnochado: los tres debutantes en la murga cuentan su experiencia

*Por el equipo de Colados al Camión.

La vida de Maxi Pérez encuentra en la Teja y sus Diablos Verdes una referencia insoslayable. Desde muy chico, en Carnaval de las Promesas, se dejó seducir por los parodistas Buby’s Bis y le pedía a su madre que lo llevara a verlos en vacaciones de julio. En 2016 viajó a Río de Janeiro con Matías García, hoy cupletero en Curtidores de Hongos, quien le contó un montón de anécdotas de La Trasnochada y cómo se sentía la murga. “Cuando me invitaron a salir fue tremendo” remata Maxi.

La vinculación de Diego González con la murga viene desde hace tiempo debido a que allí su hermano Alejandro “creció como artista a pasos agigantados”. Siempre le atrajo la lírica, la capacidad de arenga y la barra talentosa de la murga. En este carnaval asume el desafío de ponerse al frente en varios pasajes y el “lindo compromiso” de ser parte de una murga que participó de la liguilla en 9 de sus 10 años.

Diego Techera, “el Macaco”, viene de cantar en dos murgas con estilos muy distintos (Araca la Cana y Curtidores de Hongos) pero reconoce en La Trasnochada y en el trabajo de Martín Souza un gran laburo sostenido a lo largo de los años, “no era de mis favoritas, no te voy a mentir” pero la musicalidad lo cautivaba.

Desde el comienzo se sorprendió con la confianza que depositó la murga en él y la participación que le atribuyó durante el espectáculo, “eso me puso un poco nervioso, pero es lo lindo que tiene la murga, que no te dan nunca para atrás. Desde el primer día te hacen sentir uno más”.

Diego González señala la importancia de la forma de funcionar de la murga que exige “tiempo y dedicación a un grupo en el que todos tenemos voz y voto”. Y Maxi agrega: “te lo digo con felicidad, nunca me había pasado de levantar la mano, decidir y opinar del espectáculo. Me pasa que siento cada cosa que se dice y así la defiendo más”.

Los tres componentes que estrenan la camiseta del “Cuadro del Barrio” en este 2018 coinciden en que están pasando un carnaval hermoso. “Hicimos muchos tablados, soy parte de un grupo y de un espectáculo integral e integrador, de verdad un goce inmenso”, resume Diego González.

“El Macaco”, por su parte, dice estar viviendo “el sueño del pibe” y estar agradecido eternamente a La Trasnochada por la oportunidad; “cantar una retirada con el Teatro de Verano de pie, la familia emocionada esperando abajo y la hinchada cantando como que estuviera arriba es conmovedor”. Para Maxi ha sido uno de los mejores carnavales de su vida, por febrero y por todo el proceso: “cierro los ojos, viajo y me da una felicidad enorme”.