Onetto entre la alegría del triunfo y la bronca por la rotura de ligamentos

Progreso le ganó a Nacional este domingo en el Nasazzi, pero la sensación para Leandro Onetto, jugador del equipo de La Teja, es dividida, ya que de la alegría por lo conseguido en la cancha pasó a confirmar en una resonancia magnética que sufrió rotura de ligamento cruzado anterior y menisco externo, y distensión de ligamento lateral interno.

“Enseguida que me caí me di cuenta que me había roto, sentí el pinchazo. De cabeza dura le dije a la doctora que quería terminar de jugar el partido”, contó Onetto en 100% Deporte, pero reconoció que a los minutos de volver a la cancha se dio cuenta de que era imposible seguir.

“Estoy muy contento y orgulloso del equipo”, agregó.

Escuchá la nota.

Progreso le ganó 2-1 a Nacional en el Nasazzi