Así vivieron Barrera, Webó, Biscayzacú y Ruglio la frustrada final de Libertadores

Los incidentes que derivaron en la suspensión del clásico River-Boca por la final de Copa Libertadores fueron el tema del fin de semana y seguramente seguirán en boca de todos hasta que se conozca la resolución final de Conmebol.

En Último al Arco abordamos el tema desde la perspectiva de varias personas que viajaron desde Uruguay al Monumental y vivieron situaciones dignas de ser contadas.

El jugador de Nacional Pierre Webo fue uno de ellos y contó que tuvo que saltar el molinete. “Si no, la gente que venía atrás mío me pisaba, como lo hicieron con gente que vi”, aseguró. “Estábamos casi incomunicados adentro del Estadio, no nos dimos cuenta de lo que pasó, pero cuando salimos fue todo una locura. Adentro estuve cinco  horas y no sabíamos lo que se vivía”, agregó.

 

Por su parte, Jorge Barrera manifestó: “Pintaba para una gran fiesta y terminó siendo una jornada de luto, por el riesgo de la salud de todos los que estábamos ahí”. Además, recalcó: “La Conmebol va a tener que tomar medidas ejemplarizantes”.


Otro de los uruguayos que estuvo presente en el Monumental fue Gustavo Biscayzacú, quien contó que fue los dos días y dijo que debería pensar si vuelve a ir. “El primero viví una avalancha con mi hijo de 13 años y la pasé muy mal. Después de eso, nos metíamos por los costados y fue más tranquilo”, agregó.


Ignacio Ruglio también concurrió al Monumental para ver la final de Libertadores y señaló que “La Policía estaba propensa a que hubiera lío, fue realmente terrible lo que se vivió en el Monumental”.